La diferencia entre 120 y 150 km/h

La capacidad de reducir la velocidad es imprescindible. Creo que no es necesario argumentar en este sentido, quedarse sin frenos es la peor pesadilla de cualquier automovilista.

 

Cuando estamos frenando, el pavimento ejerce cierta fuerza hacia atrás sobre nuestro vehículo. La segunda ley de Newton dice que el efecto de dicha fuerza es provocar una desaceleración inversamente proporcional a la masa del vehículo. En otras palabras, «la fuerza es igual a la masa por la (des)aceleración». La desaceleración no depende de la velocidad; tendremos la misma frenada a 120 como a 150km/h. Pero, evidentemente, cuanto mayor sea la velocidad, a igualdad de desaceleración, más tiempo nos costará detenernos.

Es decir, al doblar la velocidad, se cuadruplica la distancia que recorremos al frenar. Al pasar de 120 a 150km/h, pese que el aumento de la velocidad es sólo del 25%, la distancia de frenado se incrementa en un 56%.

Podemos compararla de la siguiente forma. Cuando un vehículo se detiene por emergencia en la carretera, la ley le obliga a colocar el triángulo 50 metros por detrás, y de forma que sea visible una distancia de 100m. Es decir, la ley nos asegura que seremos conscientes del obstáculo con una antelación de 150m.

Supongamos que el margen se cumple de forma exacta. A 120km/h, podremos detenernos justo al llegar a la altura del triangulo, bastante lejos del vehículo averiado. Parece un margen de seguridad más que adecuado. En cambio, si íbamos a 150km/h, como pronto conseguiremos detenernos a penas cuatro metros.

¡Cuatro metros! Y eso, suponiendo que todo marcha a la perfección, que no nos despistamos ni una milésima de segundo, que reaccionamos rápido, que somos capaces de aplicar la fuerza necesaria sobre el pedal del freno, que la carretera y las ruedas se encuentran en perfecto estado, gozando de la máxima adherencia…

En conclusión, en el caso que nos traemos entre manos, evitar un accidente siniestro resulta un 46% más difícil. Y todo esto, para ganar diez minutos cada cien kilómetros.

Fuente: Circula seguro. Fundación Mapfre

 

Para Más información da clic AQUÍ ABAJO Y Visita Nuestra Página de Facebook

Fundación Cavat

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *