Consejos de seguridad vial para conductores adolescentes

Father teaching son how to drive

¿Un conductor adolescente está preparado para enfrentar los riesgos y la responsabilidad que supone conducir en las autopistas?

 

Obtener una licencia de conducir es la puerta de entrada hacia muchas grandes posibilidades, y para un adolescente en especial es casi como si fuese el inicio de una ansiada adultez cargada de libertad y, desde luego, responsabilidades. Si bien los conductores jóvenes tienen todas las aptitudes necesarias para asumir la responsabilidad de conducir un vehículo, no todos, conducen de la misma forma, y mucho menos tienen la misma actitud al volante.

En América Latina y el Caribe los traumatismos causados por el tránsito son la segunda causa de muerte en jóvenes entre los 15 y los 24 años. Esto sucede por la combinación de varios factores desfavorables: como cansancio, conducción nocturna, uso de sustancias psicotrópicas y el consumo de alcohol. Tal vez, de entre todos los factores que inciden en mayor medida sobre la accidentalidad de los jóvenes, esté la falta de experiencia en la conducción. Los jóvenes por regla general, no ven la actividad de conducir como peligrosa, a la vez que confían en exceso de su capacidad para controlar el vehículo en cualquier situación, por lo que arriesgan mucho más, convirtiéndose así, en un individuo vulnerable para sufrir un siniestro de tránsito.

Lo cierto es que los conductores adolescentes necesitan, como todos, de la guía y los consejos de aquellos que contamos con algunos años más de experiencia tras del volante para recibir los necesarios consejos de seguridad vial para conductores que hará de su experiencia en las carreteras más seguras y responsables. A continuación detallaremos algunas sugerencias de seguridad vial para conductores que usted puede compartir con sus hijos o con cualquier conductor adolescente que lo necesite. Preste mucha atención:

 

  • Uso del cinturón de seguridad obligatorio: Es quizá el hábito principal que todo buen conductor debe empezar a asumir desde el inicio y que, sin embargo, los conductores jóvenes suelen obviar en algunos momentos. El uso del cinturón de seguridad es obligatorio tanto para el conductor, como para todos los pasajeros en el interior del vehículo. De el ejemplo y enséñele a su hijo la importancia del uso del cinturón de seguridad.
  • Respete las reglas y normas de tránsito: La obtención de una licencia no garantiza el pleno conocimiento de todas las normas y reglas de tránsito, este es un conocimiento que debe siempre verse actualizado y puesto en práctica. Usted puede empezar a repasar junto a su hijo todas las normas y reglas de tránsito y explicarle de manera amigable las razones e importancia de su cumplimiento.
  • No exceder los límites de velocidad permitidos: Enséñele a su hijo que las vías y carreteras, no son una pista de carreras, que no esta en ninguna película de rápidos y furiosos para conducir a velocidades superiores a las que establece la ley, recuerde que a mayor velocidad, mayor distancia de reacción.
  • Sin distracciones: Los conductores jóvenes suelen distraerse con mayor facilidad que aquellos de mayor edad y experiencia, además de que la conducción distraída es un mal hábito. Inculque en sus hijos la costumbre de no utilizar ningún tipo de distractor (celular, redes sociales, música en alto volumen e incluso charlas y discusiones con los pasajeros) mientras se conduce un vehículo.
  • No alcohol, ni sustancias psicotrópicas al volante: Es otro hábito importante que usted debe empezar a inculcar a sus hijos desde temprana edad, y desde luego educando con el ejemplo. Los jóvenes en particular tienden a buscar diversión con sus amistades y ya sea por buscar el reconocimiento o inclusión dentro de su grupo de amigos, suelen verse en el escenario de beber alcohol y conducir un vehículo. El alcohol y el consumo de sustancias psicotrópicas disminuyen las facultades, la concentración y los reflejos de las personas, haciendo que ante situaciones de alto riesgo no puedan evitar o, en la mayoría de los casos, sean los causantes de colisiones con terribles consecuencias. Si vas a beber alcohol, no conduzcas, es una frase que siempre debe estar presente.

Para Más información da clic AQUÍ ABAJO Y Visita Nuestra Página de Facebook

Fundación Cavat

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *